Bitácora

Habrá que ver cómo dejaron la casa de El Nigromante… aunque no tengo un buen presentimiento.

Se estableció en todo el país una comodidad latricinia, un sexenio de hidalgo cuando los doce años del panismo se habían conformado con un mero saqueo. El robo de los gobernantes pasó de una impunidad silenciosa a un cinismo sonriente: “Sí merezco la abundancia” es el mantra que permea hasta el menor resquicio de la vida pública.

mar. 25

Pos’ora sí que como dice el dicho: “Cuando dios cierra una Frida‐Sofía, deja abierta una Frida‐🐕”

Tembló la tierra —otra vez, después del siete; otra vez, después de treinta y dos años— y México (ciudad, país) respondió. Respondió porque un golpe de este tamaño sacude las indiferencias.

2017, sep. 21

Al final, fue Claudia Sheinbaum. En hora buena: La ciudad no aguantaría otros seis años de camaleonismo.

Si se piensa detenidamente, comprar más de cinco decenas de Dodge Charger, conventirlas en patrullas, estamparles el logo de “vigilancia ambiental”, y tripularlas con policías ambientales, es una síntesis perfecta del gobierno mancerista y de su cedemequis.

Rius y Jaime Avilés… por si hicieran falta malas noticias y malos augurios en este país, cada día más marchito.

  • Mi padre era granadero y era re‐cuate del estudiante:
  • Les daba pa sus granadas, les apostaba por el Atlante.
  • Hoy les da para sus tunas por atrasito y por adelante;
  • hoy dice que vive triste, pero prefiere ser ignorante.
Chava Flores. “El hijo del granadero”.

Un capricho más de quienes se saben dueños de las rutinas, los cuerpos, las vidas ajenas; de los embriagados con un poder que no conoce límites. Unos asesinados. Estudiantes, esta vez; señoritas, señores… hombres de trabajo o de malicia, de honor o de gobierno cualquier otro día del año […]

2014, oct. 5

El 12 de diciembre de 1998, hace quince años ya, aprobaron el que, entoces, era el robo más grande a la nación; para hoy se habrán superado.

Infeliz día de hoy, en que empezará su agonía final el demacrado cuerpo de la Revolución Mexicana. Infeliz país, que contempla impávido.

Olvídense de la soberanía nacional (y odien más el concepto de nación) […] piensen, como siempre lo han hecho los burócratas de la cultura y de las humanidades, en ustedes y en sus hobbys, y usen los espacios institucionales para tratar de convencer a los veinte escuchas de la sala de que su pasatiempo es importante y para convencerse a sí mismos de su delirio narcisista de que la sociedad los necesita para ser […] civilizada…

2013, dic. 8

“Pinches indios güevones, regrésense a su pueblo”, gritaron los tepiteños; y después repartieron madrazos.

2013, oct. 19

Las protestas de la CNTE son el último reducto de la democracia en la república y eso vale más, mucho más, que el tráfico.

2013, ago. 28

El burdel de lujuria, ambición, regocijo de superioridad, desprecio, latrocinio, odio y gozo sin límite en el que han convertido a nuestra patria… El nuevo sistema de castas nacional, sostenido por la indolencia de los odiados y explotados, resumido en una sola imagen.

Azcárraga, en la cúspide del sistema social mexicano, festejando el campeonato de su equipo.
Azcárraga, en la cúspide del sistema social mexicano, festejando el campeonato de su equipo.

Que descanse en paz el Comandante Chávez. Que vivan la unidad latinoamericana y los humillados de esta tierra.

Una educación tendiente a conseguir que los educandos sean “competentes” no forma, ni instruye: es, simplemente, un entrenamiento.

Marcelo Ebrard es un hombre de derecha al que la inercia, la presión popular y la influencia del obradorismo obligaron a matizar sus pretensiones sociales y económicas cuando fue gobernande de la capital de la Repúbilca durante sus primeros años […]

2013, ene. 25

Se concretó la aprobación por el congreso de la reforma educativa. Una reforma humillante en la que se pavonean la estupidez y la ignorancia de la derecha que la redactó y de los tiempos que se viven en la política.

2012, dic. 23
Segunda parte

Hubo en este 2012 dos primeros de diciembre que corrieron paralelos. Uno, el acontecido en el amasiato recientemente creado de los palacios y la televisión. El otro, el acontecido en la calle que estrenó oposición y vio renacer la contraoposición activa. Hablaré ahora del segundo.

2012, dic. 22