Bitácora

Dejando de lado la supina ignorancia de llamar “dictador” a Maduro, el hacerlo en un acto del que está ausente y en el que su participación no llega a tangencial, y el tratar de empañar con protestas vanas un acto republicano y soberano de la nación, los pinta como la oposición desubicada e insustancial que tenderán a ser.

Empezamos.

A desmantelar el neoliberalismo asesino de gentes y de vidas.

A tener un gobierno que escuche las voces de los que bajo él viven.

A construir, juntos, lo que se pueda.

¿Por qué pretenden igualar el asunto del “fiscal carnal” del peñismo con el hecho de que el procurador —ahora llamdo fiscal— general sea electo por el senado de una terna enviada por el ejecutivo?

La vara con la que se está midiendo al lopezobradorismo aún no en funciones es la de la idealidad; y eso está bien. Pero es desconcertante que en los análisis ahora, como en los de los sexenios anteriores, los expertos y las OONG supongan un ambiente de normalidad institucional y legal, o es decir, que ignoren la realidad del perfil ético y político de los que ahora son inmensa mayoría en la administración pública y entre ellos mismos, auto nombrados representantes de su entelequia que llaman “sociedad civil”.

Exigen leyes perfectas en una país cuyo nivel de urgencia fáctica son incapaces de dimensionar.

No veo qué es tan difícil de entender sobre la postura del AMLO respecto de la corrupción del pasado: La resistencia y los conflictos que se desatarán por tocar los más altos intereses de los aún poderosos políticos —y sus anexos empresariales‐delincuenciales— no valen el desgaste, tiempo y energía que serán necesarios: es mejor emplearlos en la construcción de un régimen nuevo.

Las interpretaciones claramente tergiversadoras —el Reforma, el más descarado— intentan vender la imagen de que AMLO permitirá la corrupción como una opción política; ante lo cual él ha sido claro: ésta se castigará (hacia adelante) sin exepciones.

Si después se decide que sí merece el desgaste y los conflictos que AMLO quiere evitar, es otro asunto. La discusión no puede darse en los términos simplistas que los opositores pretenden.

Tal vez, y sólo tal vez, las peripecias y estrategias de la marcha fifí y del PAN llamando en el congreso “dictadura” a un gobierno que ni aún empieza echen luz a la gente acerca de lo que pasa en Venezuela y la maquinaria propangandística con la que nos la pintan.

¿Y con autoridad de qué tipo espera calderón que se le crea más a él que al Chapo? De veras que hay delirios que no cesan.

Proceso ha ya dominado el sutil arte del clickbait. Ahora, nos lo llevan a la portada.

De entre los festejos —siempre folclóricos— de ayer en la cámara de diputados, se asoma la sombra del culto personal hacia el, al parecer, muy buscado jefe máximo.

Alabos personales en vez de reafirmaciones de el proyecto, que cada día queda más amorfo.

Los seis alegres compadres, celebrando ser lo mismo.

Mario Delgado en la cámara de diputados y Ricardo Monreal en el senado… ¿qué pinches entienden por izquierda —y por honestidad— los legisladores de Morena?

Ya logramos lo primero, pero nos falta lo más importante: demostrar que se puede gobernar con el pueblo …

La heroicidad del mancerismo en acción.

🇲🇽 📣🎉🎉🎉 🕺🏽🕺🏽💃🏽💃🏽 🍾🍾🎺🎺🎺📣 🇲🇽

Cuántas horas, cuántos años sumados hoy en esa sonrisa infantil.

Insaciable, su búsqueda frenética de atar a los usuarios a su página, y a todo lo que representa.

Así que ahora AMLO prometió que no se cancelará ninguno de los contratos otorgados a consecuencia de la reforma energética. ¿Qué pasó con la revisión de cada uno de ellos? ¿No era ése ya el compromiso con sus ambiciosos defensores que se oponen rabiosamente a su derogación?

Parece que muy alegremente se empiezan a hacer concesiones innecesarias a las élites económicas. ¿Exactamente en qué sentido es alguien que se hizo obscenamente rico con la privatización del patrimonio nacional y la conservación de su carácter monopólico un ejemplo para el mundo? ¿Es parte de la misma estrategia que lo llevó a halagar a Trump?

El ambiente allá arriba, ¿es o tan viciado por la oposición o tan lisonjero que se siente la necesidad de estos gestos, declaraciones…?; mientras las bases sociales permanecen en un silencioso soslayo.

Se necesita una clase especial de mezquindad y arrogancia para convertir al grave problema ecológico y humano del sargazo en algo cuya presencia “afecta a los prestadores de servicios turísticos”.

¿Y a qué hora, pues, escucharemos de los demócratas sin adjetivos una condena contra el intento de magnicidio; o de los autonombrados liberales socialdemócratas contra la provocación a una guerra civil en Venezuela?

#Venezuela La situación en la Avenida Bolívar se trató de un atentado contra el Presidente Nicolás Maduro que ha salido ileso. Hay siete efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana heridos. El presidente se dirigirá al País en breve. pic.twitter.com/jKT3folRIm

A pesar de lo que se tenga que discutir y de lo que se esté dejando pendiente o de lado en lo que va de la transición, no se debe olvidar el horror del que tenemos que salir.

Segumiento: “Edomex: echan abajo la reforma a pensiones de empleados públicos”. La Jornada, 2018, dic. 7.

Todavía nadie sabe a qué hora volveremos a escuchar de la cuarta transformación de la República, ya no se diga empezar a discutir su alcance y significado.