En el enredo confuso de la memoria, como perdido años ha (no el discurso: el hombre), renace distante y sacro; ajeno, amenazante… ente.