Bitácora

Al final, fue Claudia Sheinbaum. En hora buena: La ciudad no aguantaría otros seis años de camaleonismo.

… desde un borrador arrugado y amarillento y que te apuñalan —como dice (y dice bien) la canción— “de la espalda al corazón”.