Bitácora

Al final, fue Claudia Sheinbaum. En hora buena: La ciudad no aguantaría otros seis años de camaleonismo.

Detened al perro que ladra siempre, detenedlo antes de que acabe de asfixiarse, antes de que mate al niño por fin, antes de que vuelva aquí.