Bitácora

Rius y Jaime Avilés… por si hicieran falta malas noticias y malos augurios en este país, cada día más marchito.

No quiero que la locura se adueñe de mi mente, pero que la razón gobierne mi cuerpo no resultó muy bien. Aunque lo extraño: mucho más vivo.