Bitácora

Se oye el Himno Nacional. Todos los símbolos patrios han sido hoy mancillados.

Seis años de desprecio, latrocinio, ineptitud y corrupción, seguidos por otros tantos, y con el cinismo de la prensa de consigna.

Y las cosas ahí están, y no se mueven, como si retaran para que se las viera, como si esperaran en serena calma su destrucción.