Bitácora

No hay palabras suficientes para describir lo que se siente y menos para calificar la resolución del T. E. Sólo quedan el luto y el coraje.

La agustia de ser prensado en pan de caja y cubierto por jitomate y mayonesa no se compara con nada… quizá, con la de congelarse los pies.