Bitácora

«La Presidencia no se compra; el destino de México no tiene precio.»

¿Qué puede valer tanto que obtengas, en cambio, el frío?