Bitácora

En México hemos, pues, de vivir en el infierno: Donde buscar la felicidad es penado con el dolor y con la muerte… si hemos de vivir.

Una bandera vieja y percudida que se agita con el viento. Solitaria, se enfrenta a la tempestad, y a la arrogancia ignorante de lo sauces.