Bitácora

Déjà vu: Como hace seis años, de un día al siguiente amanece la ciudad cubierta de publicidad para un (pre)candidato a la jefatura de gobierno del Distirto Federal (¿o es ahora la gubernatura de la cedemequis?).

A ver si no nos va igual que entonces.

Si se piensa detenidamente, comprar más de cinco decenas de Dodge Charger, conventirlas en patrullas, estamparles el logo de “vigilancia ambiental”, y tripularlas con policías ambientales, es una síntesis perfecta del gobierno mancerista y de su cedemequis.

Rius y Jaime Avilés… por si hicieran falta malas noticias y malos augurios en este país, cada día más marchito.

  • Mi padre era granadero y era re‐cuate del estudiante:
  • Les daba pa sus granadas, les apostaba por el Atlante.
  • Hoy les da para sus tunas por atrasito y por adelante;
  • hoy dice que vive triste, pero prefiere ser ignorante.
Chava Flores. “El hijo del granadero”

El 12 de diciembre de 1998, hace quince años ya, aprobaron el que, entoces, era el robo más grande a la nación; para hoy se habrán superado.

Infeliz día de hoy, en que empezará su agonía final el demacrado cuerpo de la Revolución Mexicana. Infeliz país, que contempla impávido.

Que descanse en paz el Comandante Chávez. Que vivan la unidad latinoamericana y los humillados de esta tierra.

Una educación tendiente a conseguir que los educandos sean “competentes” no forma, ni instruye: es, simplemente, un entrenamiento.

Se oye el Himno Nacional. Todos los símbolos patrios han sido hoy mancillados.

Seis años de desprecio, latrocinio, ineptitud y corrupción, seguidos por otros tantos, y con el cinismo de la prensa de consigna.

Y felices, aplaudiéndose a sí mismos por su hazaña, se van los diputados de la derecha. Festejarán su bajeza con alcohol y sexo comprado.

No hay palabras suficientes para describir lo que se siente y menos para calificar la resolución del T. E. Sólo quedan el luto y el coraje.

«La Presidencia no se compra; el destino de México no tiene precio.»

¡Vamos todos a votar por AMLO!

RT @lopezobrador_: Un dirigente social busca convertir los sueños en realidad. Es movido por un ideal, una doctrina, una filosofía, algo …

Se extrañará, y mucho, los artículos de Luis Javier Garrido.

En México hemos, pues, de vivir en el infierno: Donde buscar la felicidad es penado con el dolor y con la muerte… si hemos de vivir.

Hay, pues, que estudiar la teoría hegeliana con ciudado, no sea que, inconscientemente, se nos resbale una de sus afirmaciones y se aloje por ahí, se esconda y aceche hasta que un descuido la deje salir, haciéndose pasar por el propio pensamiento.

Ya no siento eso en los pies.

«Ni PRI, ni PAN: No más engaños.»

«Causa terror el vulgo si no teme» — Spinoza. Ética, IV/54e

También los hombres segregan lo inhumano. En ciertas horas de lucidez, el aspecto mecánico de sus gestos, su pantomima carente de sentido vuelven estúpido cuanto les rodea. Un hombre habla por teléfono detrás de un tabique de vidrio; no se le oye, pero se ve su mímica sin sentido: uno se pregunta por qué vive. Este malestar ante la inhumanidad del hombre mismo, esta caída incalculable ante la imagen de lo que somos, esta “náusea” como la llama un autor de nuestros días, es también lo absurdo. El extraño que, en ciertos segundos, viene a nuestro encuentro en un espejo; el hermano familiar y, no obstante, inquietante que volvemos a encontrar en nuestras fotografías son también lo absurdo.

Albert Camus. “Los muros absurdos”. En El mito de Sísifo: Ensayo sobre el absurdo. Buenos Aires: Losada, 2002. pp. 24-25

¡Ningún libro que se respete tiene bibliografía!

@lopezobrador_: Por conveniencia se olvida que la razón de ser de un gobierno democrático es procurar el bienestar y la felicidad del pueblo

EE UU no tiene ninguna autoridad para hablar de terrorismo cuando son ellos los que lo practican enviando tropas a otros países”: Evo

Mi oficio es cobrar por lo que debiera hacer movido sólo por la voluntad de no morir en la inmundicia. Pero mi vida también importa un poco