No perder la capacidad de espantarse de la estupidez humana, nunca permitir que se legitime…