Como todos, piensas en arrebatarme todo. No lo conseguirás: podrás quedarte con lo mío, pero sólo con lo que había perdido ya.