No quiero que la locura se adueñe de mi mente, pero que la razón gobierne mi cuerpo no resultó muy bien. Aunque lo extraño: mucho más vivo.