Y sin saber que el tiempo también devora, se dejó estar Se estancó Alimentó con su carne las yerbas Su cuerpo se hizo tierra Después, murió