Espero dormir pronto, antes de que una maldición silent‐hill‐iana se apodere de mi habitación: Yo no soy muy bueno con los acertijos…