Ya no hay infinitud en mis ojos; ahora sólo veo los colores y las formas del mero presente.