Capítulo III

El egoísmo

Vuestro mal amor a vosotros mismos es lo que os trueca la soledad en prisión.

F. Nietzsche-Zaratustra. Así habló Zaratustra. I, “Del amor al prójimo”