Ya logramos lo primero, pero nos falta lo más importante: demostrar que se puede gobernar con el pueblo …