Es interesante —por decir lo menos— cómo, en ganando AMLO las elecciones, los grandes medios empezaron a descubrir el endeudamiento masivo, la absurda política de venta de crudo y compra de refinados, las instalaciones sub‐utilizadas, los excesos insaciables de la burocracia dorada, los sueldos y el nepotismo de lujo, y tantos otros males en los que los económicamente responsables —así ellos los han llamado— gobiernos neoliberales nos tienen hundidos.