Rius y Jaime Avilés… por si hicieran falta malas noticias y malos augurios en este país, cada día más marchito.