micros

«Todo es mío bajo el sol: Qué me importa si te vas. Yo no me acostumbro a nada ni a nadie en el mundo, yo no sé extrañar.»

2012-08-02
Nunca ha faltado el grito de desesperación pero ahora, sin la fuerza del impulso inicial, sólo queda el patetismo de repetir la frustración.