micros

“Hola”, me dijo solamente. Pero algo más habló: sus ojos, sus manos, sus brazos ansiosos que han acumulado tantos años de callar “te quiero”

2012-04-14
«…porque hay desventurados que, por migajas, besan la bota sucia que los ultraja»