micros

Pero no pasa nada. Enterrado debajo de las arenas sutiles del desierto, vives la implosión fúrica que simpre fuiste, destinado a no valer.

2010-12-27
Alguien les dijo —¡Y se lo creyeron!— que son capaces de calificar, de ponderar, de criticar lo que se haya muy por encima suyo | descansen