micros

«Todo, por servir, se acaba»

2009-11-17

Siento cómo se consume el tiempo y se acumula en mi vientre, siento cómo la luz me provoca. Ante esto, la indiferencia se yergue majestuosa.

2009-11-17

No siempre se puede levantar la mirada; aunque todo es cuestión de pareceres ¿Por qué no la de una súplica? Parece que así se levanta igual.

2009-11-17

No hay en el mundo riqueza suficiente para satisfacer a todos los holgazanes que se regodean en el lodo de la obscena mezquindad capitalista

2009-11-17

No hay en el mundo riqueza suficiente para calmar la consciencia que se sabe causante de tanto sufrimiento, ni ahogándose siempre en alcohol

2009-11-17

No hay en el mundo riqueza suficiente para alabar la grandeza de los que no ven la inmensa miseria y dolor que posiblita su concupiscencia.

2009-11-17

No hay en el mundo riqueza capaz de coaccionar la dignidad de una persona íntegra, ni de acabar con la esperanza inocente que nos acompaña.

2009-11-17

Hombres mentirosos que se desprecian a sí mismos a tal grado de no morir de la vergüenza en descubriéndose tan cretinos, cual lo son sin duda

2009-11-17

El séquito que solía acompañarlo quedó en la entrada del pueblo, mientras en las casas se escuchaban gritos, súplicas, insultos: Bienvenidos

2009-11-17

Al crepúsculo dominical (solecito anaranjado): Y sin embargo, bajo el cielo que presides continúa el aparecer de rostros que rigen mi tiempo

2009-11-17
Las personas que sólo conocen al mundo y a sí mismos por palabras pueden creer que la verdad depende de quien la piensa. Y no.