Marlon Orozco Baños

Bitácora

Dejando de lado la supina ignorancia de llamar “dictador” a Maduro, el hacerlo en un acto del que está ausente y en el que su participación no llega a tangencial, y el tratar de empañar con protestas vanas un acto republicano y soberano de la nación, los pinta como la oposición desubicada e insustancial que tenderán a ser.

Empezamos.

A desmantelar el neoliberalismo asesino de gentes y de vidas.

A tener un gobierno que escuche las voces de los que bajo él viven.

A construir, juntos, lo que se pueda.

¿Por qué pretenden igualar el asunto del “fiscal carnal” del peñismo con el hecho de que el procurador —ahora llamdo fiscal— general sea electo por el senado de una terna enviada por el ejecutivo?

La vara con la que se está midiendo al lopezobradorismo aún no en funciones es la de la idealidad; y eso está bien. Pero es desconcertante que en los análisis ahora, como en los de los sexenios anteriores, los expertos y las OONG supongan un ambiente de normalidad institucional y legal, o es decir, que ignoren la realidad del perfil ético y político de los que ahora son inmensa mayoría en la administración pública y entre ellos mismos, auto nombrados representantes de su entelequia que llaman “sociedad civil”.

Exigen leyes perfectas en una país cuyo nivel de urgencia fáctica son incapaces de dimensionar.

No veo qué es tan difícil de entender sobre la postura del AMLO respecto de la corrupción del pasado: La resistencia y los conflictos que se desatarán por tocar los más altos intereses de los aún poderosos políticos —y sus anexos empresariales‐delincuenciales— no valen el desgaste, tiempo y energía que serán necesarios: es mejor emplearlos en la construcción de un régimen nuevo.

Las interpretaciones claramente tergiversadoras —el Reforma, el más descarado— intentan vender la imagen de que AMLO permitirá la corrupción como una opción política; ante lo cual él ha sido claro: ésta se castigará (hacia adelante) sin exepciones.

Si después se decide que sí merece el desgaste y los conflictos que AMLO quiere evitar, es otro asunto. La discusión no puede darse en los términos simplistas que los opositores pretenden.

Tal vez, y sólo tal vez, las peripecias y estrategias de la marcha fifí y del PAN llamando en el congreso “dictadura” a un gobierno que ni aún empieza echen luz a la gente acerca de lo que pasa en Venezuela y la maquinaria propangandística con la que nos la pintan.

Marlon Orozco Baños

Ocasional

Literario

portada de Explicaciones ontológicas e implicaciones éticas de la soledad

Esta Tesis es un tratado ontológico que pretende aclarar las ineludibles y trascendentales conseuencias éticas de la entidad de lo humano. Así, se en encuentra en la soledad ontológica (el ser sólo uno, sólo lo que soy y no otra cosa) la caracteríastica fundamental que se manifiesta para siempre y se despliega en el concebir el mundo y en el concebir lo otro / al otro / al humano. Son muy bastos los temas que se trata en esta tesis; lo más recomendable es, desde luego, leerla.

marzo de 2010

Disertativo

micros

«Es muy triste pero es cierto: sólo hay humo, no hay verdad; sólo hay humo en la ciudad» «y, de orgullo el alma llena, declaro de buena gana que soy pura mexicana; nada tengo de español» «para el trabajo del hombre su patria está retebuena, y no buscar el dinero con sangre en el extranjero» Acostumbrados a reptar, buscarán ahora escabullirse hasta la única luz que alcanzan ver, para ensuciarlo todo con su reptilismo Me haces así falta como otro hoyo en la cabeza «Es cierto que, habiendo pobres, los burros salen sobrando.» «más vale mala en casa que buena en la casa ajena» «Voy a morirme tomando para sufrir más poquito»