Marlon Orozco Baños

Bitácora

Los caballitos de troya de los organismos autónomos.

Una breve pero iluminadora cuenta de lo que se está moviendo en Europa para conseguir el golpe y sometimiento en Venezuela.

Esto pone todavía más peso a la soberanía con la que se ha conducido el gobierno mexicano, para quien las presiones deben ser mucho mayores.

Después de décadas de debilitación deliberada de su capacidad productiva y refinadora, cargas tributarias imposibles, y corrupción exhudando de cada centímetro de Pemex —en los que no vieron problema alguno—, les bastan un par de meses para degradar el valor que le ven para la utilidad de los inversionistas.

Que jamás se nos olvide que las fuerzas ideológicas, y ahora geopolíticas y militares que tienen a Venezuela bajo sitio son las que mueven estos hilos. Y esta degradación es un aviso, una narco‐manta de cuello blanco, para que no se nos ocurra desoír sus consejos.

Nótese la editorialización infantil, estúpida con la que bloomberg reporta el suceso. Puros principios rigen a esa gente.

Marlon Orozco Baños

Ocasional

Literario

portada de Explicaciones ontológicas e implicaciones éticas de la soledad

Esta Tesis es un tratado ontológico que pretende aclarar las ineludibles y trascendentales conseuencias éticas de la entidad de lo humano. Así, se en encuentra en la soledad ontológica (el ser sólo uno, sólo lo que soy y no otra cosa) la caracteríastica fundamental que se manifiesta para siempre y se despliega en el concebir el mundo y en el concebir lo otro / al otro / al humano. Son muy bastos los temas que se trata en esta tesis; lo más recomendable es, desde luego, leerla.

2010, mar.

Disertativo

micros

[soledad] Siempre aquí, adueñándose de mi pecho, llenando mi espacio, presenciando mi estancia; por siempre reina del tiempo. «no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo, que estar jodiendo» aguantar el silencio «why are you dancing when you could be alone?» Los hay —y muchos— a quienes no les basta el ser pendejos ellos solos. Otro día así: moviéndome a pensarte, cuando moverse es inútil